Ministerio Silvia Rodrí­guez

Click here to edit subtitle

Una parte importante de este Ministerio es el acompañar a las parejas en ese maravilloso día de su matrimonio.  Dios es amor y Él desea que nos amemos los unos a los otros con un amor a toda prueba, sincero y verdadero.  Por ende nos alegra participar en los matrimonios colocando lo mejor de nuestro trabajo y talento para adornar y resaltar el milagro del amor en sus vidas.

¿Por qué contar con nuestro Ministerio en su boda?

  • Nuestra cantante Silvia Rodríguez cuenta con una bellísima voz, oído absoluto y afinación perfecta.
  • A diferencia de otras opciones del medio, usted escuchará las canciones de su matrimonio acompañadas totalmente en vivo y no con pistas pregrabadas, ya que Silvia es instrumentista y se acompaña con su guitarra de concierto marca Godin.  Esto no excluye la posibilidad de usar música pregrabada en caso de desearlo.
  • Con nuestro sintetizador de guitarra marca Roland, usted no solo disfrutará del hermoso sonido de la guitarra sino además de muchísimos instrumentos tales como conjunto de cuerdas, órgano, piano, flauta, cello entre otra gran variedad que le dará a su ceremonia una gran diversidad tímbrica con la ventaja de ser ejecutados en vivo.  (Los demos de la izquierda a partir del #7 son interpretados por Silvia en vivo con su guitarra)
  • Nuestro equipo de amplificación marca Bose es el mejor del país para este tipo de actividades, por su excelente fidelidad, estética y versatilidad.
  • Puntualidad y rapidez en la instalación del equipo de amplificación.
  • Les damos la posibilidad de una reunión previa para que puedan elegir el repertorio de canciones y de música instrumental para cada uno de los momentos de la ceremonia.
  • Contamos con un muy amplio repertorio de cantos conocidos y originales ya que Silvia es cantautora.
  • Conocimiento y manejo de la liturgia y de la música asociada a la ceremonia.
  • Tenemos años de experiencia.
  • Atención 100% personalizada.

Para nosotros  cada matrimonio es especial y agradecemos la oportunidad de poderles servir y orar por ustedes.

Para más información contáctese con nosotros.

En caso de que no pueda reunirse con nosotros a continuación encontrará una guía básica que le ayudará a elegir la música de su ceremonia.

Guía para la elección de los cantos de su Boda

1) Partes de la Ceremonia:

Un matrimonio tradicional a través de la vía religiosa por lo general usa el siguiente protocolo:


Entrada del Novio y del Cortejo:

Aquí el Novio ingresa a la iglesia, salón de actos o lugar en donde se realizará la ceremonia, acompañado por su madre, una hermana o una amiga.

Ellos desfilarán a paso lento hasta llegar al altar en donde el novio se posiciona en las cercanías del asiento preparado previamente para él y para su futura esposa. Una vez que el novio llega a este lugar la acompañante se retira a su propio asiento en las primeras filas de asientos.

Una vez que hayan terminado de desfilar el novio y la acompañante, se procede al desfile del cortejo. Aunque en muchas ocasiones se acostumbra que el cortejo desfile detrás del novio y de la acompañante.

El cortejo incluye por lo general a los padrinos o testigos, a los padres y/o abuelos del novio y en último lugar a los niños que portan los anillos, las arras, el yugo o las flores según sea el caso.

Una vez que el cortejo llegue a la zona de adelante éste se ubicará en la fila de asientos que se encuentran a la derecha del novio.

Por lo general el novio y el cortejo ingresan con una obra instrumental cualquiera, aunque se sugiere una marcha tal como “El Poder del Amor” de Kenny G. o bien la famosa “Marcha Triunfal”. En términos amplios puede utilizarse cualquier obra instrumental que sea del gusto del novio.

Entrada de la Novia.

Una vez que el Novio y el cortejo han terminado de desfilar y se han ubicado en sus lugares se procede a retirar la melodía que se ha venido escuchando desde el inicio del desfile y en su lugar se coloca una marcha u obra instrumental para el inicio del desfile de la Novia y de su acompañante. En este punto es conveniente decir que la novia puede ir acompañada por su padre, abuelo, hermano o amigo, pero es frecuente que la novia ingrese sola a las instalaciones.

Entre las marchas nupciales más habituales para el desfile de la novia están: la “Marcha Nupcial de Méndelson” y la “Marcha Nupcial de Wágner”, pero al igual que pasa con el caso del novio, la novia puede elegir cualquier obra instrumental para su ingreso.

Una vez que la música comience a escucharse la novia comenzará su desfile hacia el altar a paso lento, una vez que llegue al lado de su novio se despide del acompañante en caso de que lo haya y la novia se ubica a la izquierda de su novio.

Y ahora ambos terminan de ubicarse frente a sus respectivos asientos, esto en caso de que la planta física presente algún obstáculo.

En este momento la música cesará y el Sacerdote tomará la palabra.

Por lo general el Sacerdote hace su ingreso a la instalación haciendo uso de la música de los desfiles, pero en ocasiones se interpreta un canto de entrada tradicional.

Los actos usuales de la Eucaristía seguirán su curso normalmente.

Al llegar el momento se hará una breve intervención musical en el punto en que se canta el “Ten Piedad”.

Una vez finalizado este canto se procederá a leer las lecturas que los novios hayan elegido con el apoyo del Sacerdote.


Lecturas para la Ceremonia del Matrimonio.

En este punto es necesario mencionar que en la Santa Biblia existe una serie de pasajes que hablan acerca del amor, de la pareja y del matrimonio. Estas lecturas son usualmente utilizadas para las bodas aunque en términos generales puede usarse cualquier lectura de la Escritura.

Las lecturas serán fragmentos tomados de diversas secciones de la Biblia, se tomará un pasaje del Antiguo Testamento, se usará un salmo, se tomará otro pasaje del Nuevo Testamento (entre el libro de Hechos de los Apóstoles y el libro de Apocalipsis) y por último se leerá un pasaje de los Evangelios.

También hay que mencionar que es posible omitir la lectura del pasaje del Nuevo Testamento, lo cual queda a criterio del Sacerdote.


A continuación una pequeña lista de las lecturas que se suelen usar en la ceremonia del matrimonio:


ANTIGUO TESTAMENTO.

(Primera lectura)


Génesis 2:20-24

“…V20 El hombre puso nombres a todos los ganados, a las aves del cielo y a todos los animales del campo, mas para el hombre no encontró una ayuda adecuada. V21 Entonces Yahveh Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, el cual se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. V22 De la costilla que Yahveh Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre. V23 Entonces éste exclamó: « Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer, porque del varón ha sido tomada. » V24 Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne…”


Tobías 8:4-8

“…V4 Los padres salieron y cerraron la puerta de la habitación. Entonces Tobías se levantó del lecho y le dijo: « Levántate, hermana, y oremos y pidamos a nuestro Señor que se apiade de nosotros y nos salve. » V5 Ella se levantó y empezaron a suplicar y a pedir el poder quedar a salvo. Comenzó él diciendo: ¡Bendito seas tú, Dios de nuestros padres, y bendito sea tu Nombre por todos los siglos de los siglos! Bendígante los cielos, y tu creación entera, por los siglos todos. V6 Tú creaste a Adán, y para él creaste a Eva, su mujer, para sostén y ayuda, y para que de ambos proviniera la raza de los hombres. Tú mismo dijiste: No es bueno que el hombre se halle solo; hagámosle una ayuda semejante a él. V7 Yo no tomo a esta mi hermana con deseo impuro, mas con recta intención. Ten piedad de mí y de ella y podamos llegar juntos a nuestra ancianidad. V8 Y dijeron a coro: « Amén, amén…”


Cantar de los Cantares:

Este libro en su totalidad habla acerca del amor, de la pareja, es un libro dedicado al romance. De él puede extraerse cualquier fragmento para su lectura o proclamación en la ceremonia; es muy utilizado el capítulo 2 de este hermoso libro.


SALMOS 127 o 128

(depende de la versión de la Biblia).

“V1 Canción de las subidas. Dichosos todos los que temen a Yahveh, los que van por sus caminos. V2 Del trabajo de tus manos comerás, ¡dichoso tú, que todo te irá bien! V3 Tu esposa será como parra fecunda en el secreto de tu casa. Tus hijos, como brotes de olivo en torno a tu mesa. V4 Así será bendito el hombre que teme a Yahveh. V5 ¡Bendígate Yahveh desde Sión, que veas en ventura a Jerusalén todos los días de tu vida, V6 y veas a los hijos de tus hijos! ¡Paz a Israel!...”

Este bello salmo puede ser cantado o bien proclamado en la ceremonia, el que se haga de una forma o de otra dependerá del permiso del Sacerdote y del parecer de los novios.


NUEVO TESTAMENTO

(Segunda lectura).


Romanos 12:9-11

“…V9 Vuestro amor sea sin fingimiento; detestando el mal, adhiriéndoos al bien; V10 amándoos cordialmente los unos a los otros; estimando en más cada uno a los otros; V11 con un celo sin negligencia; con espíritu fervoroso; sirviendo al Señor…”


Primera Carta a los Corintios 13

“…V1 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe. V2 Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo amor, nada soy. V3 Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, nada me aprovecha. V4 El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no es jactancioso, no se engríe; V5 es decoroso; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; V6 no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. V7 Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. V8 El amor no acaba nunca. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia. V9 Porque parcial es nuestra ciencia y parcial nuestra profecía. V10 Cuando vendrá lo perfecto, desaparecerá lo parcial. V11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño. Al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño. V12 Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido. V13 Ahora subsisten la fe, la esperanza y el amor, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es el amor…”


Apocalipsis 19:7-9

“…V7 Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su Esposa se ha engalanado V8 y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura - el lino son las buenas acciones de los santos ». - V9 Luego me dice: « Escribe: Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero. » Me dijo además: « Estas son palabras verdaderas de Dios. »…”


EVANGELIOS

Antes de la lectura del evangelio se acostumbra cantar el “Aleluya” el cual puede ser interpretado en diferentes versiones entre las que podemos mencionar “Canta Aleluya” y “Busca Primero el Reino de Dios


San Mateo 19

“…V4 El respondió: « ¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, V5 y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? V6 De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre. »…”


San Juan 2

“V1 Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. V2 Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. V3 Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: « No tienen vino. » V4 Jesús le responde: « ¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora. » V5 Dice su madre a los sirvientes: « Haced lo que él os diga. » V6 Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de dos o tres medidas cada una. V7 Les dice Jesús: « Llenad las tinajas de agua. » Y las llenaron hasta arriba. V8 « Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala. » Ellos lo llevaron. V9 Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, como ignoraba de dónde era (los sirvientes, los que habían sacado el agua, sí que lo sabían), llama el maestresala al novio V10 y le dice: « Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora. » V11 Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en Él sus discípulos….”

Estas lecturas son las más utilizadas para la celebración del matrimonio, pero esto no deja de lado el utilizar otros textos siempre y cuando sean tomados de la Sagrada Escritura y se cuente con la autorización del Sacerdote celebrante.

Luego de la lectura de la Biblia en sus diversos pasajes el Sacerdote procede con la Homilía de la Eucaristía.

Una vez que el Sacerdote la ha finalizado se comienza con la ceremonia propiamente dicha del matrimonio en la cual los novios se intercambian votos, anillos y arras, así como cualquier otro símbolo que quieran utilizar en dicho momento.

Cuando se ha terminado con la ceremonia del matrimonio se procede a continuar con las demás partes de la Eucaristía. Por lo que luego del primer beso de los nuevos esposos se presentan las ofrendas al Altar entre tanto que se interpreta un canto.

Dicho canto puede ser orientado hacia alguna de las lecturas que fueron leídas o bien puede orientarse hacia alguna sección específica de la Homilía.

Entre los cantos más frecuentes para este momento podemos citar la canción que musicaliza el capítulo 13 de la primera carta de Pablo a los Corintios y otra canción titulada “Amados

Luego de este canto se procede con las demás partes de la Eucaristía, hasta que llegue el momento del canto del “Santo”, dicho canto puede interpretarse en diferentes estilos, entre los más utilizados están el “Santo en Lá Menor” y el “Santo - Señor de Gloria y Majestad”.

Continuando con el orden habitual de la Eucaristía llega el momento en que se reza la oración del “Padre Nuestro”, esta oración puede ser cantada si el Sacerdote y los novios así lo quisieran.

Luego de la oración del Padre Nuestro se procede con los ritos tradicionales de la Misa hasta el momento en que el Sacerdote nos invita a que intercambiemos un signo de paz con los hermanos, después de esto se canta “El Cordero de Dios”. Dicha canción puede ser cantada en varias tonalidades siendo las de “Do mayor” y “Lá Menor” las más utilizadas, por su carácter sentimental.

Una vez que concluye el rito del Sacerdote y se finaliza el canto del “Cordero de Diosse comienza a repartir la Comunión, en primer lugar a los Ministros de la Comunión y a los monaguillos y luego el Sacerdote se la entrega a los nuevos esposos y por último al resto de los asistentes en las instalaciones.

En este momento en que se reparte la Comunión se interpreta una canción la cual puede ser enfocada hacia alguna de las lecturas, hacia la Homilía, o bien puede ser una canción Eucarística.

Entre las canciones que se pueden interpretar durante la comunión y que más se acoplan a la ceremonia del matrimonio podemos mencionar: “Mejor que todo es tu Amor”, “Levántate Amada Mía”, estas canciones son basadas en el libro de la Biblia “Cantar de los Cantares”, “Alianza Eterna de Amor Entre Tu y Yo”, “Me Gozaré” y el “Ave María”. Es importante mencionar en este punto que el “Ave María” no es una canción Eucarística, ni hace alusión al sacramento del matrimonio, por lo cual algunos Sacerdotes no permiten su interpretación durante la Comunión, aunque hay un sector de Sacerdotes que si lo permiten. Por ende para que esta canción sea interpretada durante la Comunión es necesario contar previamente con la autorización del Sacerdote que lleva a cabo la ceremonia.

Una vez que la última persona en las instalaciones haya recibido la Comunión, se suspende la música, para propiciar así un momento de oración y de reflexión, luego de haber recibido el Sacramento.

Después de este momento de silencio el Sacerdote realiza una oración final, luego de la cual el Sacerdote procede a dar la bendición final y a invitarnos a que vayamos En Paz.

Generalmente después de esto los nuevos esposos y los padrinos se acercan al Altar o a la Sacristía para firmar el Acta Matrimonial, entre tanto que esto ocurre se interpreta una canción la cual puede ser tomada del mismo listado de canciones que se usaron para la Comunión.

En este momento es poco frecuente que el Sacerdote no autorice el canto del “Ave María”, por lo cual si los esposos desean escuchar dicha melodía y el Sacerdote no autorizó su canto durante la Comunión es posible que si lo autorice en el momento del “Envío”.

Una vez que todos han firmado el Acta Matrimonial, se da inicio a una cesión de fotografías en la cual los nuevos esposos se toman fotos acompañados por el Sacerdote, sus seres queridos y demás invitados.

Entre tanto se lleva a cabo la cesión fotográfica se coloca una obra instrumental para que sirva de ambientación.

Una vez finalizada la cesión fotográfica el cortejo nupcial se prepara para hacer su abandono de las instalaciones en orden inverso a la entrada, de tal forma que los esposos permanezcan hasta el final ubicados frente al Altar entre tanto que desfila el cortejo.

En este momento se acostumbra utilizar una obra instrumental cualquiera para la salida del cortejo y una marcha nupcial para la salida de los esposos, siendo comúnmente utilizada para este fin “La Marcha Nupcial de Wágner.

Es posible también que tanto el cortejo como los esposos abandonen las instalaciones con una sola obra instrumental o marcha. Entre las más habituales están: “La Marcha Nupcial de Wágner” y “La Marcha Nupcial de Méndelson”.

Si bien es cierto la Marcha Nupcial de Méndelson se utiliza frecuentemente para el ingreso de la novia, esto no impide que también se utilice para la salida de los esposos, esto queda a gusto y criterio de los novios.

Hay que recordar que así como existe libertad para la elección de las obras instrumentales que se utilizan en el ingreso del novio y de la novia, así mismo también existe la posibilidad de que los novios elijan una o dos obras instrumentales diferentes a las mencionadas aquí, para que hagan su salida de las instalaciones una vez terminada la ceremonia en compañía del cortejo.

En caso de que los novios deseen ayuda para el planeamiento y organización de su matrimonio, pueden contratar a una maestra de ceremonias que les colabore con todos los detalles que involucra dicha ocasión. Podemos recomendar que visiten la web HYPERLINK "http://www.lauraentuboda.com" www.lauraentuboda.com para que así puedan obtener más información.


Para la elección de los cantos a interpretar en la ceremonia del matrimonio, siempre se recomienda una reunión entre los novios y la cantante, para que de esa forma ella les pueda orientar mejor con respecto al repertorio y así mismo les amplíe el rango de canciones para elegir.


Para contactarse con Silvia Rodríguez lo pueden hacer a través de los siguientes medios:


Teléfono: (506) 2237 1317

E-mail: [email protected]

Skype: silvia.rodriguez.fonseca


Muchas felicidades de parte de este Ministerio, y nuestros mejores deseos. Que el amor, el poder, la misericordia y toda bendición espiritual y material de parte de Dios descienda sobre sus vidas y sobre las de sus seres queridos.